Ir al contenido principal

Entradas

Última entrada

Juego de las preguntas

Desde hace un tiempo no tengo nada reseñable que contar. Mi vida es muy tranquila y normal y, si bien lo extraordinario muchas veces no está en los hechos si no en la mirada, no hay mucho que decir. Te podría contar que mi suegra se ha venido a vivir a casa, que hemos tenido que coger a una persona interna para que cuide de ella cuando no estemos (y también para cuando estemos, lo que hace las cosas mucho más fáciles), que he visto alguna peli en el cine de verano en la parcela, que estamos viendo Pasajeros en el tiempo (Time After Time) y que Josh(ua) Bowman es la mejor razón para ver la serie... no sé, me da que no hay historia de la que hablar (y de lo que podría haber que hablar, no me apetece demasiado).


Así que, a modo de canto del cisne (porque este blog está algo moribundo), aprovechando que el bloquero burgalés tiró la piedra (y escondió la mano), voy a abrir un juego de las preguntas. Es decir, querido lector, me puedes enviar por el medio que prefieras (comentarios, email, …
Entradas recientes

El señor del anillo

Como las putas

Se acerca el verano y, como todos los años, hay dos temas que centran toda la atención del universo y de mi universo en particular. A saber:

Tema 1. ¿Qué va a ser de nuestras vidas sin tener nada que decir de Eurovisión?
Porque ¡quedan once meses para Eurovisión! Y eso, amiga, es too much. Es una tragedia en toda regla, pero no se le puede hacer nada. Ajo y agua.

Así que pasamos al tema 2.

Tema 2. La EvAU.

¿Que qué es la EvAU? La PAU, la Selectividad de toda la vida, vamos.
¿Y qué pinto en la EvAU? Cada vez menos porque una mano negra me ha ido degradando paulatinamente de propuesto como vicepresidente de sede, a secretario de sede, a vocal... hasta vocal de apoyo.

¡Vocal de apoyo! Vamos, que ya no solo no me ponen a dedo en las sedes (donde se está tan fresco y tan pancho, salvo que haya problemas, en cuyo caso estás fresco pero con un lío del tres los recuentos de los exámenes no salen como deberían) sino que ya ni siquiera me sacan del sorteo para estar en las aulas y corregir...

¡…